¿Qué es la trazabilidad y por qué es tan importante?

¿Quién, cómo, cuándo y dónde?

Si piensas que rastrear todos los procesos de tu industria (desde la adquisición de las materias primas hasta la producción y el consumo final) es importante solo para grandes empresas ajenas a la tuya, presta atención a este post.

Vamos a explicarte qué es la trazabilidad, cuáles son sus características y cómo ayuda a las empresas de distintos tamaños y sectores.

¡Prepárate para empezar!

 

¿Qué es la trazabilidad?

Parafraseando a la RAE, la trazabilidad es la capacidad para seguir el histórico, la aplicación o la localización de un objeto. Aplicado a las empresas, esto es el rastreo de todos los procesos que realiza desde que adquiere las materias primas hasta la fabricación, el consumo y la eliminación del producto. Es decir, cuándo, dónde, cómo y por quién fue producido.

Claro que esto tiene mucho que ver con el incremento de la seguridad y el control en los procesos de producción de automóviles, medicamentos, aparatos electrónicos, alimentos, etcétera. No te preocupes si no sabes mucho del tema, profundizaremos en ello cuando tengas claro el origen, las características y las funcionalidades de esta técnica tan popular.

¡Sigue leyendo!

 

Origen, características y funcionalidades de la trazabilidad

Si quieres comprender con todo lujo de detalles de dónde nacen las características y funcionalidades de la trazabilidad y para qué sirve, presta mucha atención:

  • Origen

Como todo en la vida, la trazabilidad también tiene su origen. Nació como una adaptación del anglicismo Traceability para hacer referencia a la identificación del origen y las etapas de un proceso de producción y distribución de bienes de consumo. Aunque su popularidad social es prácticamente novedosa, no lo es tanto en la industria.

La trazabilidad se expande en la sociedad a raíz de la Ley de los alimentos del Parlamento Europeo de 28 de enero de 2002. Así recoge este principio: 

  • “Es necesario establecer un sistema exhaustivo de trazabilidad en las empresas alimentarias y de piensos para poder proceder a retiradas específicas y precisas de productos, o bien informar a los consumidores o funcionarios encargados de control, y evitar mayor perturbación innecesaria en caso de problemas de seguridad alimentaria”.

 

  • “Es necesario asegurarse de que las empresas alimentarias o de piensos, incluidas las importadoras, pueden al menos identificar a la empresa que ha suministrado los alimentos, los piensos, los animales o las sustancias que pueden ser incorporados a su vez a un alimento o a un pienso, para garantizar la trazabilidad en todas las etapas en caso de efectuarse una investigación”.

 

  • Características

Conviene realizar una serie de apreciaciones para comprender en profundidad el funcionamiento de la trazabilidad en las empresas. Toma nota de sus principales características:

  1. Sistema de identificación. Esto implica estudiar la trazabilidad a tres niveles bien diferenciados: trazabilidad en relación con los proveedores (datos sobre la cantidad de material recibido, fecha, responsable, etc.); trazabilidad interna (dónde se coloca el producto, cuánta cantidad se almacena, en qué estado se encuentra); y trazabilidad en relación con el cliente final (fecha de entrega, encargados de la entrega).

 

  1. Sistema para capturar datos. Involucración de todos los operarios que intervienen en la cadena de suministro. Solo funciona si cada uno de los actores registra los datos necesarios para controlar el producto de extremo a extremo. Para ello, es necesario disponer de un sistema de automatización de la información sobre materias primas, datos en planta y datos en almacén.

 

  1. Software para la gestión de datos. El sistema debe ser capaz de imprimir etiquetas, almacenar la información capturada e intercambiar los datos recogidos con los sistemas de gestión de recursos empresariales. 
  • Funcionalidades

Ahora que sabes qué es la trazabilidad y conoces sus características es el momento de preguntarnos para qué sirve. Saldrás de dudas a continuación con las funcionalidades:

  • Sirve de instrumento para proteger el producto y el consumidor final.
  • Proporciona información dentro de la compañía para mejorar el control de procesos y la gestión. Por ejemplo, de stocks.
  • Permite demostrar con la debida diligencia el origen de un producto, algo muy útil cuando surge algún tipo de infracción.
  • Asegura la calidad y la certificación de los productos que consumimos, lo que también genera mayor confianza en los consumidores.
  • Potencia el mercado y la seguridad comercial.
  • Ayuda a resolver las dudas y las reclamaciones de los clientes sobre los productos que reciben, pudiendo proporcionar datos específicos a sus causas.

En definitiva, la trazabilidad aporta la certeza de que los productos que venden las empresas están fabricados bajo los principios de la transparencia y la seguridad. Más control, más seguridad, más confianza. 

 

Trazabilidad con blockchain, la tecnología que lo hace posible

Las funciones que acabamos de mencionar son vitales para la buena marcha del mercado. Cualquiera diría que la trazabilidad es la solución definitiva a los problemas de seguridad y confianza de las empresas. Sin embargo, la gestión de suministros involucra a múltiples personas que a menudo están en distintos lugares: proveedores, fabricantes, distribuidores…

¿Cómo controlar su intervención en el producto? ¿Se puede hacer el seguimiento adecuado? ¿De qué manera gestionar los datos recogidos?

La complejidad del proceso requiere de una solución que permita automatizar la cadena de suministros y optimizar los procesos. Afortunadamente, la tecnología blockchain es una herramienta que permite la trazabilidad en las empresas. 

Gracias a ella, se puede garantizar la integridad de la cadena de suministro y los consumidores pueden acceder a la información del origen y distribución de los productos que consumen.

Esto es posible gracias al registro inmutable de la información y la posibilidad de acceder a esta en tiempo real, pudiendo actuar con rapidez sobre cualquier problema.

El acceso a la información no solo debe estar controlado por un actor, sino que todos deben colaborar en un espacio común y público. En definitiva, la cadena de bloques o blockchain da respuesta al mayor problema de la actualidad: la confianza.

¿Te preocupa la seguridad de tus productos? ¿Quieres evitar problemas de sobreproducción o falsificación? ¿Te gustaría ofrecer información valiosa al consumidor final? ¿Cómo garantizar la procedencia legítima de tus productos?

La respuesta está en la trazabilidad. La industria automotriz, electrónica, alimenticia y farmacéutica ya lo está haciendo. Cuéntanos tus dudas en Conasa y sigue conociendo más detalles de la trazabilidad en las empresas.

Conoce la apuesta estratégica de Cibernos por la tecnología blockchain
ebook los 4 actores del cloud
ebook razones

Contenidos relacionados


Te pueden interesar...