Industria 4.0: digitalización en la fabricación

El camino hacia la 4ª Revolución Industrial es largo. Está repleto de objetivos, pero si las industrias no evolucionan, pueden perder el tren de la competitividad, o peor aún, el de la supervivencia.

En este artículo, te vamos a explicar por qué la industria necesita la digitalización en sus procesos de fabricación, las ventajas y las características de transformarse digitalmente. 

¡Empezamos!

 

La digitalización en la fabricación 

La digitalización está transformando todos los sectores a su paso por la sociedad. Las llamadas smart factories incorporan personalización, optimización, inteligencia y flexibilidad en el diseño de los productos.

La 4ª Revolución Industrial es un concepto que introduce las tecnologías digitales en las manufacturas por medio de la conectividad y la computación, modificando productos y procesos. Esta corriente cambia por completo los esquemas del negocio tradicional y abre la puerta a la digitalización de los procesos industriales, pero nada de esto sería posible sin la aplicación de las TIC en los flujos de trabajo y los procesos de producción.

La Cuarta Revolución Industrial une la conectividad y la computación, haciendo que la fabricación, el diseño y la logística se alineen con el cliente para garantizar la personalización de los productos, por un lado, y la mejor experiencia, por otro. Con todo esto, podemos decir que las tecnologías digitales permiten responder con rapidez a las exigencias de los clientes sobre productos, procesos y modelos de negocio. Indudablemente, la digitalización de la fabricación tendrá un impacto importante en la cadena de valor.

Por si fuera poco, este avance significativo en la industria ha desencadenado nuevos modelos de negocio como:

  • Empresas orientadas al cliente para ofrecer exactamente lo que necesita.
  • Cercanía de los centros de consumo para mejorar la relación con el consumidor.
  • Tiendas online capaces de expandir su mercado más allá de sus fronteras físicas.
  • Productos inteligentes que agregan valor a productos existentes en el mercado.

El fin último de la digitalización en la fabricación es hacer más efectiva la cadena de producción, prever averías en remoto, flexibilizar el proceso de fabricación y simular la fabricación de productos en entornos virtuales. Y todo ello, por supuesto, sin perjudicar a los costes operativos.

 

Características de la digitalización en la industria

En la Cuarta Revolución Industrial, hay vida más allá de la digitalización y la conectividad. A continuación, te explicamos las características de la Industria 4.0:

  • Personalización del diseño, la configuración, la fabricación, la operación e incluso el reciclado de un producto para cada cliente.
  • Inteligencia artificial, lo que brinda una industria muy conectada que gestiona grandes volúmenes de información.
  • Optimización de acciones comerciales y operaciones para alcanzar mayor productividad, sostenibilidad y rendimiento económico.
  • Time to market u oferta de productos cada más más rápido al mercado y de manera individualizada.
  • Flexibilidad, agilidad, predicción, colaboración y eficiencia de las empresas que adoptan la fabricación inteligente.
  • Acceso rápido a la información necesaria, lo que requiere la creación de indicadores concretos que faciliten el proceso.
  • Conectividad entre la producción, la logística y el diseño, siendo una de las tendencias más importantes del sector junto a la digitalización.
  • Aplicación de herramientas tecnológicas: simulación, integración de sistemas horizontales y verticales, robots autónomos, nube, ciberseguridad, Internet de las Cosas, big data, realidad aumentada…

Hasta aquí, las principales características de la 4ª Revolución Industrial, pero ¿qué hay de sus beneficios para las fábricas?

 

Ventajas de la digitalización en la industria 

Toma nota de los pros de la digitalización en los procesos de producción:

  • Reduce los costes derivados del transporte y el almacenamiento.
  • Productos y servicios más personalizados para el consumidor.
  • Uso de múltiples canales de comunicación en tiempo real.
  • Reducción en los tiempos de venta.
  • Mayor adaptación en el servicio postventa ofrecido al cliente.

Sin embargo, no todo lo que reluce es oro. A estas ventajas debemos añadir una serie de obstáculos que ralentizan la transformación digital de las industrias españolas, como el miedo al cambio y la falta de una cultura digital.

Si tienes dudas del nivel de digitalización de tu empresa, puedes completar el formulario del Indicador de Transformación Digital de Cibernos para descubrirlo.

 

Digitalización en los sectores industriales

Como muestra de los avances en la digitalización de la fabricación, hemos recopilado la influencia de la 4ª Revolución Industrial en automoción, moda y textil:

  • Sector automoción

Los agentes que intervienen en la automoción son muy diversos, desde los fabricantes de equipos y componentes, fabricantes de vehículos, distribuidores de recambios y accesorios, hasta los concesionarios, talleres independientes encargados del mantenimiento y la reparación, y el usuario final. Al tener una cadena con tantos agentes involucrados, así como diferentes tipos de proveedores, la innovación del sector pone el foco en la creación de entornos más colaborativos. 

Como consecuencia, el sector mejora la experiencia del cliente, ya que a través del sitio web y el uso de un sistema CRM brinda un punto de contacto disponible las 24 horas;  incrementa la productividad gracias a la digitalización de los procesos laborales; agiliza la toma de decisiones; atrae personal cualificado al generar mayor visibilidad; y mejora la capacidad de adaptación al cambio.

  • Sector textil y moda

La digitalización en el sector textil abarca dos vertientes bien diferenciadas. Por un lado, las empresas disponen de nuevas tecnologías para responder a consumidores cada vez más exigentes, como la apertura de tiendas online. Por otro lado, la eficiencia en los medios de producción a través de la conectividad y la digitalización permiten adaptarse con mayor facilidad a los requisitos de personalización de los clientes. De esta forma, los modelos logísticos del sector deben estar conectados con los sistemas de gestión comercial para tomar decisiones autónomas. La eficiencia en los medios productivos del sector reduce los costes.

Las ventajas de aplicar la digitalización en el sector textil y moda son muy variadas, desde la capacidad de producir textiles con nuevos materiales sostenibles, hasta la personalización de productos, el incremento de la competitividad y la adaptabilidad, la agilidad y la eficiencia.

¿Imaginas poder controlar y monitorizar tus procesos, operaciones y personas de manera precisa e instantánea? En Conasa, ponemos a tu disposición nuestra experiencia en software ERP para que puedas reformular tu modelo de negocio y transformar la digitalización en resultados empresariales.

Indicador de transformación digital
ebook los 4 actores del cloud
ebook razones

Contenidos relacionados


Te pueden interesar...