Procesos de control de calidad: ¿qué son y cómo se realizan?

La digitalización puede significar muchas cosas en el sector industrial. Quizás, una mayor eficiencia. O puede que una producción optimizada. Incluso, una mayor integración en las infraestructuras de datos para garantizar la satisfacción del cliente.

Algo está claro para este sector, y es que necesita la digitalización de sus procesos para sobrevivir y escalar. Sin embargo, el camino hacia la Industria 4.0 es largo y está repleto de objetivos. Obviar la digitalización puede llevar al negocio a perder el control de la competitividad. Por eso, en este post, te explicamos qué son los procesos de control de calidad en el sector industrial y cómo realizarlos. ¡Sigue leyendo para profundizar!

 

¿Qué es el proceso de control de calidad?

Los procesos de control de calidad son aquellos que se encargan de asegurar que un producto o servicio cumple con los requisitos establecidos. Implican una serie de pasos que van desde la verificación de los materiales hasta la realización de pruebas de uso final. Los objetivos del control de calidad son garantizar la fiabilidad y el rendimiento de los productos, minimizar los defectos y reducir los costes de producción.

Responder a la demanda de los clientes hoy en día no es nada fácil. Cada área empresarial del sector tiene sus propios problemas y desafíos. Por ejemplo, en el área comercial se necesita ofrecer servicios a medida del cliente, pero desde la dirección existe preocupación constante por los costes de mantenimiento. 

¿Cómo resolverlo? Con la digitalización. 

 

El papel de la digitalización en los procesos de control industriales

La digitalización está teniendo un impacto significativo en la forma en que se controlan los procesos industriales. Los sensores y los dispositivos de control están cada vez más integrados y se están volviendo más inteligentes y capaces de comunicarse entre sí. Esto hace que las empresas realicen un seguimiento y un control más precisos de sus procesos, lo que a su vez está mejorando la eficiencia y la calidad de sus productos.

 

Cómo realizar un proceso de control de calidad óptimo

Los procesos de control de calidad se realizan a través de una serie de pasos establecidos que permiten asegurar que el producto o servicio cumpla con los estándares de calidad. En general, estos pasos incluyen:

  • La identificación de los requisitos de calidad. Pueden variar dependiendo del producto o servicio que se esté produciendo. Sin embargo, algunos requisitos de calidad comunes incluyen la precisión, la consistencia, la fiabilidad, la robustez y la durabilidad.
  • La planificación de las actividades de control de calidad. Se establecen los objetivos y alcances del control de calidad, así como los métodos y procedimientos que se utilizarán.
  • La implementación de las actividades de control de calidad. Se llevan a cabo las acciones planificadas en la fase anterior.
  • La evaluación de los resultados. Se evalúa el rendimiento del control de calidad y se toman las decisiones necesarias para mejorarlo.
  • La toma de acciones correctivas en caso de que se detecten deficiencias. Se llevan a cabo acciones correctivas y preventivas para mejorar el control de calidad.

En definitiva, el control de calidad es una herramienta que se utiliza para asegurar que un producto o servicio cumple con los estándares establecidos. 

 

Ventajas de la digitalización en los procesos de control de calidad industriales

La digitalización de los procesos de control de calidad permite a las empresas tener un control más preciso de sus productos y mejorar la calidad de los mismos. También permite a las empresas ahorrar tiempo y dinero en los procesos de control de calidad. En definitiva, la digitalización de los procesos de control industriales tiene muchas ventajas: 

  1. En primer lugar, permite una mayor precisión en el control de los procesos. Esto es debido a que los sensores y los sistemas de control digitales pueden medir con mayor precisión que los sistemas analógicos. 
  2. En segundo lugar, la digitalización permite un mejor control de los procesos porque los sistemas digitales pueden almacenar y procesar más información. Esto permite que los operadores de los procesos de control tengan acceso a más información sobre el proceso y, por lo tanto, puedan tomar mejores decisiones. 
  3. En tercer lugar, la digitalización permite una mayor flexibilidad en el control de los procesos. Los sistemas digitales pueden ser reconfigurados fácilmente para adaptarse a nuevas condiciones o requisitos. 
  4. En cuarto lugar, la digitalización permite un mejor seguimiento de los procesos. Los sistemas digitales pueden registrar y almacenar datos detallados sobre el proceso, lo que permite un mejor análisis y seguimiento del mismo.

Ahora bien, ¿qué herramientas puedes utilizar para realizar este tipo de control?

 

ERP, CRM o BI: herramientas para garantizar el control de calidad

Para facilitar el proceso de control de calidad en las empresas es habitual usar herramientas como el ERP, el CRM o BI, entre otras. Son instrumentos utilizados en la gestión del negocio, así que presta mucha atención a los detalles de cada uno:

  1. ERP. Es la sigla en inglés de Enterprise Resource Planning, que se traduce como Planificación de los Recursos Empresariales. ERP es un software de gestión empresarial que integra y automatiza los procesos de negocio de una organización, desde la administración y la contabilidad, hasta la gestión de ventas, producción, almacenes e inventarios. ERP está diseñado para optimizar la forma en que una empresa administra sus recursos y opera sus procesos de negocio, lo que permite que la organización mejore la eficiencia y reduzca los costes.
  2. CRM. Es un software que ayuda a las empresas a mejorar sus interacciones con los clientes. En el contexto de la calidad, un CRM puede ayudar a las empresas a controlar y administrar sus procesos de calidad de manera más eficiente. Algunos CRM también pueden proporcionar funciones de análisis y seguimiento de los datos de calidad, lo que permite a las empresas identificar y resolver problemas de calidad más rápidamente.
  3. BI. Es una herramienta de control de procesos de calidad que permite a los usuarios analizar y monitorizar los indicadores clave de rendimiento (KPIs) de sus procesos de calidad. Los usuarios pueden utilizar el BI para generar informes y visualizaciones de datos que les ayuden a comprender mejor cómo están funcionando sus procesos de calidad y qué áreas necesitan mejoras. El BI también puede proporcionar una visión general de los procesos de calidad de una organización y permitir a los usuarios comparar los resultados de diferentes procesos.

Ahora, es tu turno. Contacta con Conasa y resuelve todas tus dudas acerca de cómo llevar a cabo un control de calidad constante, fácil y automático.

ebook los 4 actores del cloud
ebook razones

Contenidos relacionados


Te pueden interesar...