¿Todas las empresas son válidas para hacer outsourcing?

Quiero ahorrar en recursos y ganar en satisfacción.

¿Y quién no? La gestión de las aplicaciones e infraestructuras se lleva un alto porcentaje del presupuesto de gran parte de los departamentos IT. ¿Eres uno de ellos? Con los servicios outsourcing, tu empresa puede trabajar con menos recursos y asumir así más funciones.

Descubre qué es el outsourcing y si tu empresa es válida para contratar este tipo de servicios.

 

Recordando qué es el outsourcing y para qué sirve

Es un término proveniente de la unión de out (fuera) y source (fuente) y que puede definirse como la subcontratación o la externalización de servicios. Es decir, las empresas los contratan a un tercero para realizar una o varias actividades específicas por un periodo de tiempo determinado. El outsourcing permite a las compañías enfocarse en sus objetivos estratégicos, mientras otros expertos atienden las tareas más concretas.

Entre sus principales ventajas o funcionalidades están:

  • Atiende nuevas necesidades de los clientes. Y mejora la calidad gracias a la contratación de proveedores para realizar actividades complejas de las que son expertos.
  • Reduce los riesgos empresariales. Es fundamental en sectores clave, como el financiero.
  • Mejora del rendimiento global de la organización. Y aumenta la productividad al realizar las tareas de forma automática a través de compañías especializadas.
  • Accede a las últimas innovaciones tecnológicas, ya que las empresas especializadas en estos servicios disponen de la tecnología más novedosa.
  • Reduce el margen de error al contar con tecnología y personal especializados.
  • Ahorra tiempo y esfuerzo al no tener una etapa inicial de capacitación.
  • Reduce los costes de manera significativa. Ahorra los gastos asociados a la inversión en tecnología o contratación de nuevos trabajadores. 
  • Mayor competitividad. Gracias a la estrategia de externalización se puede conseguir una buena posición estratégica.
  • Permite a la empresa focalizarse en la actividad principal. De esta forma, no consume recursos humanos y financieros en otras áreas que no son estratégicas para su principal actividad.
  • Transforma los costes fijos en variables. Se reduce la inversión en infraestructuras y tecnologías, por lo que se puede tener una mejor previsión de los costes.
  • Mejora los procesos de innovación. Se reducen los tiempos de ejecución y se dispone de más recursos para poder innovar con nuevos proyectos en el mercado competitivo.

Son muchas las empresas que encuentran en el outsourcing un aliado perfecto a la hora de externalizar servicios. Las ventajas superan a los inconvenientes, de los que destaca el proceso de adaptación de la empresa subcontratada.

¡Sigue leyendo para descubrir si tú podrías ser una de ellas!

 

Características de los servicios outsourcing

¡Elimina las tareas rutinarias de la carga diaria de la empresa y libera recursos para destinarlos a tareas más productivas!

Ahora que ya conoces las principales ventajas de externalizar servicios, es el momento de repasar sus principales características. 

Para empezar, en un contrato outsourcing se debe detallar el servicio o tarea que se desarrollará, así como su duración y finalización. Los pagos y las cláusulas son dos de los requisitos que tampoco pueden faltar, ya que el primero establece las condiciones económicas sobre las que se realizan las tareas, y las segundas incluyen la disposición de protección de datos, confidencialidad, etc. Para finalizar, deben aparecer las responsabilidades y obligaciones pactadas por la empresa contratante y la empresa contratada.

Además de estas características, existen otras directamente relacionadas con los beneficios:

  • Los gastos derivados del contrato outsourcing se reducen en comparación con la contratación de empleados internos.
  • Existe una gran diversidad de opciones outsourcing, desde campos tecnológicos, hasta técnicos y administrativos.
  • No se proveen las actividades principales de la empresa, sino las secundarias que puedan suponer un hándicap para el flujo de la organización.

Hablar de servicios outsourcing suena como algo muy general. Por eso, queremos profundizar en sus distintas tipologías:

  • En función del lugar donde se realice la tarea puede ser:
  • In-house (se realiza en las instalaciones de la empresa). 
  • Off-house (se realiza fuera de las instalaciones).
  • Según la ubicación geográfica:
  • Offshore outsourcing (la compañía subcontratada presta servicios internacionales).
  • Nearshore outsourcing (el proveedor se encuentra en algún país colindante a la empresa que contrata).
  • Onshore outsourcing (se reciben los servicios de una compañía que está en el mismo país).

 “Puedes hacer cualquier cosa, pero no puedes hacerlo todo” – David Allen

 

¿Es apto el outsourcing para todas las empresas?

En Conasa, para encontrar una respuesta válida, primero, vamos a analizar los principales indicadores de empresas que sí necesitan este tipo de servicios.

Ahí van:

  • El departamento tecnológico de tu empresa destina gran parte del presupuesto a la gestión de aplicaciones e infraestructuras.
  • Te preocupa demasiado no contar con los perfiles adecuados para tus proyectos o para mantener las plataformas y tareas específicas de la empresa.
  • Necesitas una gran disponibilidad del personal para estar al tanto de las necesidades y tener listos algunos recursos.
  • Sientes la necesidad de liberar personas que puedan dedicarse a otras actividades mucho más productivas y focalizar el esfuerzo directamente sobre el negocio.

Ahora, imagina que deseas construir un edificio. Aunque fueras tú el arquitecto, no sería suficiente una sola mano, necesitarías ayuda de especialistas en construcción, montaje, instalación eléctrica, promotores, proveedores de material para la obra, etc.

Son demasiados los procesos y las cosas de las que tendrías que ocuparte para construir el edificio. Y lo mejor que puedes hacer para cada una de ellas es contratar a la persona indicada, un especialista competente. Y esto es lo que sucede cuando tu empresa quiere desarrollar un proyecto o una actividad de calidad. Como consecuencia, contrata servicios externalizados u outsourcing. 

¡Establece un nivel de calidad, crea acuerdos de trabajo, establece aspectos legales y prevé los cambios en el plan de negocios!

¿Es esta la mejor opción para tu empresa?

ebook los 4 actores del cloud
ebook razones