Cloud y SaaS, ¿cuál es la mayor diferencia?

En la actualidad, existen infinitas noticias sobre el cloud computing, pero a raíz de este concepto han surgido nuevos términos relacionados que mucha gente confunde. SaaS, PaaS, IaaS… ¿Qué sabes de ellos?

No te preocupes si tienes dudas o te cuesta diferenciarlos. En este post hemos resumido las principales diferencias y características de cloud y SaaS. A menudo, la gente tiende a confundirlos, y no es de extrañar porque son dos tecnologías relacionadas. ¿Nos acompañas?

 

Diferencias entre cloud computing y SaaS

A continuación, resumimos las principales diferencias de estos conceptos en lo que a la definición, las características técnicas, el control, la seguridad, etc. se refiere.

  • Definición

La computación en la nube o cloud compuntig, en su sentido más literal, es el uso de una red de servidores remotos conectados a internet con el fin de administrar, almacenar y procesar datos, entre otras cosas.

SaaS o software como servicio es un modelo de distribución de software que permite a los usuarios conectarse a aplicaciones basadas en la nube a través de internet. Por ejemplo: el correo electrónico o herramientas ofimáticas como Microsoft Office 365.

  • Características técnicas

La mayor diferencia entre cloud computing y SaaS se encuentra en su naturaleza técnica. Mientras la nube es una arquitectura enfocada en la ubicación del software, SaaS permite indicar la manera en que se va a facilitar el pago por el servicio. Este es un modelo de monetización para la arquitectura del cloud computing, por lo que una compañía puede proporcionar software al cliente a través de la nube bajo el marco SaaS, teniendo disponibles diferentes esquemas de pago.

  • Seguridad

En cuanto al software y los datos, cloud computing da un paso adelante en la seguridad, ya que permite tener equipos seguros y protegidos de las ciberamenazas. Si una empresa lo desea, puede crear su propia red de computación en la nube y ponerla a disposición de los empleados a través de su red interna. Sin embargo, aunque SaaS permite tener la información con el proveedor del servicio, lo que puede resultar muy ventajoso, también supone un gran riesgo para la información. Pese a la preocupación que suscita la propiedad de los datos en SaaS, son muchos los beneficios que aporta.

  • Control

Por lo general, el usuario tiene más control sobre la nube que sobre SaaS por varios motivos: aunque el servidor no se encuentre localmente, el administrador tiene acceso a los datos y al software; puede acceder desde su copia de seguridad y almacenarla en otro sitio de la nube; puede descargar los datos del entorno cloud a su propio entorno local; etc. Sin embargo, con SaaS no podemos acceder a la infraestructura de la nube nosotros mismos, pero sí podemos gestionar este proceso con nuestro proveedor.

  • Núcleo

Cloud computing está orientado, sobre todo, a entornos de desarrollo de software, usuarios de ordenadores inteligentes, departamentos TI, etc., pero no a los usuarios de aplicaciones de software. Para un usuario, generalmente no es relevante saber dónde se ejecuta la aplicación. SaaS es un software disponible que no reside en nuestra propia ubicación, ni es un método para crear aplicaciones, sino una aplicación completa, no parte de otra cosa.

  • Destinatario

Por un lado, cloud computing es una infraestructura informática ya creada que podemos utilizar en cualquier momento, además de ser más adecuada para grandes empresas con un nivel elevado de recursos y personal que necesitan mantener el control de sus datos. Por otro lado, SaaS son aplicaciones creadas específicamente para grandes grupos de usuarios, aunque suele ser usado por empresas más pequeñas con necesidades comerciales.

 

Similitudes entre cloud computing y SaaS

Entonces, si existen estas diferencias, ¿por qué la gente tiende a confundir estos servicios?  Sucede porque ambos sistemas se entregan a través de internet y ofrecen ventajas similares a los usuarios: no requieren mantenimiento constante, ni tampoco instalaciones, al no estar alojados en servidores u ordenadores. Se puede acceder a ellos directamente desde cualquier lugar con acceso a internet.

 

Resumiendo las diferencias entre cloud y SaaS

Cloud computing es un modelo sostenible que puede ser implementado con éxito. A medida que la era de la información sigue avanzando, las soluciones en la nube no paran de innovar con el fin de mejorar la experiencia de los usuarios.

Con todo lo expuesto en este artículo, ¿todavía sigues pensando que hablamos de lo mismo? No te preocupes, además de consultarnos todas tus dudas, también puedes tomar nota de este resumen de diferencias:

  • Cloud es el acceso a la informática, almacenamiento de datos a través de una red. Para utilizarlo, es posible que adquieras una licencia y lo instales en tus ordenadores, pero se accede a través de internet.
  • SaaS entrega el software como servicio y se paga sobre una base de suscripción, sin residir en los ordenadores.

Si quieres conocer más detalles de estos dos conceptos, contáctanos. En Conasa, podemos ayudarte a resolver tus dudas sobre el cloud computing y SaaS.

Consúltanos sin compromiso
ebook los 4 actores del cloud
ebook razones

Contenidos relacionados


Te pueden interesar...