¿Por qué servicios en la nube?

Vivimos en la era de la nube. Y eso, sin duda, tiene sus efectos. El Cloud Computing se ha convertido, a la vez, en necesidad y tendencia para cambiar el paradigma del servicio y la relación entre las empresas y sus proveedores tecnológicos. En tres palabras: agilidad, rendimiento y rentabilidad.

Los servicios en la nube se han convertido en uno de los grandes paradigmas tecnológicos del siglo XXI. Sobre todo, por tratarse de una alternativa a las soluciones on premise tradicionales donde la instalación del software corría en los servidores propios de la organización.

 

Hablemos de servicios en la nube 

Son, ni más ni menos, que infraestructuras, sistemas de software, o simplemente plataformas que algunos proveedores externos alojan y ofrecen a los usuarios a través del acceso a internet. Facilitan el flujo de datos a nivel de servidor, Tablet, PC o cualquier otro sistema de hardware. Como usuario, solo necesitas un dispositivo con conexión a internet para empezar a disfrutar de los servicios en la nube.

Todo lo que puedas imaginar en el terreno de las plataformas, sistemas software o tecnologías a las que accedes por medio de la red, es un servicio en la nube. Y no necesitar descargas adicionales.

Estos servicios han evolucionado a lo largo del tiempo hacia:

  • El apoyo de Cloud en los ERP (Enterprise Resource Planning) o planificación de recursos empresariales. Este servicio reduce los costes, permite el uso de aplicaciones desde App o navegador web, su integración con otras aplicaciones, mayor movilidad y flexibilidad, así como actualizaciones en línea del producto. ¿Sabías que tu infraestructura puede estar fácilmente al día con los modelos más novedosos de Cloud?
  • Infraestructura como servicio (IaaS). Ofrece recursos de red, virtualización, almacenamiento e informáticos y es uno de los tres modelos de servicio en la nube más conocidos. Como usuario, no tendrás que preocuparte por actualizar los datos o tener un centro on premise.
  • Plataforma como servicio (PaaS). Aporta una plataforma ideal para ejecutar las aplicaciones, además de la infraestructura necesaria para que funcione correctamente. En definitiva, son servicios dirigidos a desarrolladores.
  • Software como servicio (SaaS). Implica el hosting y disposición del software en lo que se refiere a la nube, de tal forma que el usuario no tiene que preocuparse por la gestión local. Además, el acceso se realiza a través del navegador. En definitiva, es una aplicación totalmente funcional.
  • Función como servicio (FaaS). Es un modelo de ejecución basado en eventos y permite diseñar y gestionar paquetes de aplicaciones sin necesidad de mantener la infraestructura. 

El constante avance y evolución del sector dificulta el estar al día de los servicios y productos, por lo que los proveedores tienen que hacer un esfuerzo adicional para poder atender y asesorar a sus clientes. 

 

¿Cuáles son las ventajas de disponer de este tipo de servicios cloud gestionados?

Antes de nada, los servicios cloud gestionados son servicios de mantenimiento integrales donde una organización se encarga de toda o una parte de la operativa del negocio. Para ello, se lleva a cabo a través de servicios de soporte, grupos operativos, gestión de peticiones, administración, gestión transparente de la infraestructura informática de la empresa, etc.

Sin embargo, los servicios gestionados no se aplican únicamente a la nube para gestionar el despliegue TI tradicional, entre otras cosas, sino que también se utilizan aplicaciones (mantenimiento y soporte), infraestructuras (diagnóstico de problemas o incidencias) y proyectos para nuevas funcionalidades de negocio.

Entre las principales ventajas de estos servicios encontramos: 

  • Gran disponibilidad de las diferentes vías o canales para atender al cliente.
  • Mantenimiento a cargo de expertos certificados en servicios cloud.
  • Mayor control y previsión de los costes.
  • Monitorización de los sistemas críticos.
  • Unificación de los servicios tecnológicos.
  • Valor añadido para la organización.
  • Mejora la productividad de la empresa.
  • Mayor flexibilidad para implantar soluciones tecnológicas.

Tu negocio es muy importante. Dedícale el tiempo que necesita.

 

Resumiendo la importancia de la nube 

Es tal la importancia que han adquirido los servicios en la nube en los últimos años, que algunos proveedores se han enfocado en apoyar a las empresas en el uso de las tecnologías y los servicios Cloud Computing. Para ello, ofrecen servicios de consultoría, implantación, migración y gestión de los centros de respaldo. Sin embargo, el salto a la nube no es cualquier cosa, sino que supone un cambio radical en el modelo y en la mentalidad del área de sistemas. ¿Estarías dispuesto a trasladar tu CPD físico al mundo virtual? ¿Necesitas aumentar la productividad de tu empresa?

La solución ideal está en cloud. No solo implica mayor seguridad, sino también flexibilidad, accesibilidad, optimización, velocidad e integración. Sin duda, el futuro de las empresas va ligado a los servicios en la nube, pues ya se han convertido en una herramienta vital para la gestión y la optimización de tareas. 

¡Solicita información y descubre todas las utilidades de cloud, es mucho más que un lugar para almacenar ficheros!

    Me interesa    
ebook los 4 actores del cloud
ebook razones