Procesos de un software ERP

Los procesos de un software ERP y sus funciones son los protagonistas de este cuarto artículo en nuestra serie sobre las soluciones ERP para la empresa (ver artículos anteriores: "Qué es", "Necesidad de un software ERP", y "Ventajas").

Algunas de las características más importantes de un software ERP radican en su flexibilidad a la hora de satisfacer todo tipo de necesidades organizativas y operativas en la empresa. Desde la implementación, que puede ser local o en la nube, hasta su adaptabilidad a distintas plataformas y dispositivos, las distintas opciones del software aseguran la máxima rentabilidad de la inversión, dado que cada empresa tiene sus propias condiciones y particularidades.

Asimismo la utilización de distintos módulos y complementos, propios o desarrollados por terceros, hace que este tipo de soluciones respondan a los cambios de escenario de las empresas, adaptándose a la evolución de las necesidades de las mismas.

Un software ERP ofrece soluciones a procesos comunes, pero también es flexible y se adapta a las necesidades de cada empresa.

Procesos de gestión comunes en la implantación de un software ERP

Sin embargo, hay una serie de procesos de gestión comunes en la implantación de un software ERP, como pueden ser los siguientes:

  • Gestión integral de la cadena de suministros. Administración de la información y de las tareas en los procesos de venta, producción, gestión de los distintos niveles de inventario y operaciones de fabricación y manufactura, entre otras.
  • Gestión de los recursos humanos. Reducción de tareas y costes a la hora de administrar salarios de los empleados y operaciones de reclutamiento o de formación.
  • Gestión de las relaciones con los clientes. Mejora de los distintos procesos de relación con el cliente, desde la preventa hasta la postventa, creando nuevas experiencias y facilitando la satisfacción y fidelidad del cliente.
  • Gestión de almacén y logística. Entre otras tareas permite la trazabilidad del proceso de distribución en tiempo real, incluyendo la gestión de los pedidos, su empaquetado y el envío del producto.
  • Gestión de proyectos y de los recursos asociados a los mismos. El flujo de trabajo permite monitorizar los proyectos en marcha, reduciendo costes y errores mediante la automatización de rutinas y tareas repetitivas.
  • Business Intelligence e informes. La accesibilidad e inmediatez de la información  permite una mejor gestión de la planificación de las operativas de negocio, así como la identificación de nuevas oportunidades.
  • Gestión financiera y de la contabilidad. Obtención de informes financieros, administración de la facturación, y procesamiento de datos procedentes de la actividad de pagos y recibos, todo ello compatible con el uso de divisas internacionales.

Éstas son algunas de las funciones y procesos de un software ERP más importantes. Sin olvidar que una de sus características más destacadas es la flexibilidad en torno a todo tipo de escenarios y empresas, cada una con sus necesidades y particularidades. De este modo la potencia real de una solución ERP pasa por un análisis exhaustivo del caso concreto de cada empresa, y la adaptación del software ERP para la misma.

En el próximo artículo de esta serie continuaremos presentando las características y virtudes de los software ERP, abordando la temática de cómo elegir uno para tu empresa.

ebook los 4 actores del cloud
ebook razones